A pesar de que estamos en pleno siglo 21, todavía existen empresas que, aunque si aplican de forma muy tímida lo que es el minimalismo, se rehúsan a abandonar los colores grises, como si el diseñador responsable de dichos espacios laborales no deseara abandonar los años 90, cuando las oficinas no debían tener bajo ninguna circunstancia colores vivos que inciten a la felicidad misma. Por fortuna esto es algo que ha cambiado drásticamente desde inicios del 2006 gracias al Coworking y otros conceptos que han hecho de los espacios de oficina, ambientes mucho más agradables para nuestro deleite visual.

El diseño de interiores para espacios de oficina ha ido reinventándose con el paso de los años hasta la actualidad, pudiendose ver diferentes estilos de acuerdo a la imagen que desea transmitir una determinada empresa o pequeña startup. Sin lugar a dudas los protagonistas en cuanto a diseño de espacios de oficina en este 2018 son el minimalismo y los colores que tengan un efecto psicológico positivo en los empleados que allí estarán desempeñando funciones, aunque existen otros estilos que detallaremos a continuación.

Diseño minimalista: el diseño minimalista tiene como finalidad mezclar colores puros y limpios. Cuando se usa este tipo de diseño se evitan los colores muy intensos y el exceso de decoración, puesto que lo que se desea ver es una continuidad desde el suelo hasta las paredes de la oficina, como una especie de simetría, mientras se procura usar la menor cantidad de sillas y mesas posibles siempre que la situación lo permita, claro está. El diseño minimalista tiene una ventaja más allá del estilo que no todos suelen resaltar y es la de la fácil limpieza, puesto que las oficinas que apliquen dicho diseño pueden ser limpiadas de forma rápida y con una mayor frecuencia.

Algunos tips para aplicar un buen diseño minimalista:

  • Pinte todas las paredes y el techo de uno o dos colores, procure que el suelo sea de tipo madera o azulejo.
  • Reduzca el número de artículos y accesorios meramente decorativos: floreros, estatuas, figuras de cerámica o cuadros artísticos. Venda o done las cosas que sobran.
  • Considere cuántas visitas recibe al día. Si suele atender a una o dos personas a la vez, basta con tener un sofá mediano y adiós a los sillones grandes.

Diseño casero: hay que resaltar que el diseño casero ha sido un gran acierto cuando se desea decorar una oficina, ya que el objetivo es que los empleados se sientan lo más como en casa posible, bajando con esto los niveles de estrés e incluso propiciando a que estos sean más sociales entre sí. Generalmente las empresas que implementan este tipo de diseño en sus oficinas lo hacen a sabiendas de que su equipo laboral podría quedarse desempeñando funciones hasta varias horas extra al mes, por lo que un ambiente hogareño en el que encima se puedan traer algunas pertenencias personales desde casa es algo que le suma puntos al diseño casero a la hora de querer bajar los niveles de tensión en la oficina.

Beneficios del estilo casero:

  • Puede reciclar muebles y artículos que ya tiene en su casa, sin hacer gastos extras.
  • Las oficinas son más cómodas y con espacios diversos para realizar el trabajo.
  • Equipar el comedor mejora la alimentación y minimiza el consumo de comida chatarra.
  • Es una manera de mantenerse conectado en todo momento con su espacio más íntimo.

Diseño dinámico: este último ha sido especialmente implementado tanto por las pequeñas startups como por los gigantes tecnológicos, siendo quizás el más grande exponente, Google, que se ha caracterizado por crear espacios de oficina que se diferencien del resto, siempre añadiendo ese toque de excentricidad y grandeza.

Lo que se busca con el diseño dinámico en las oficinas, es el fomentar la creatividad y la fácil comunicación de ideas entre los empleados, asi como el que estos presenten menores niveles de estrés gracias a las diferentes entretenciones con las que cuentan las mismas.

El 2018 ha sido en especial un año interesante en lo referente a diseños de oficina, en donde vemos como las empresas pierden la timidez que llevaban durante años y por fin se arriesgan experimentar con nuevas mezclas colores y conceptos.