En la actualidad siguen surgiendo startups que aplican el Coworking como una vía para poder crecer y darse a conocer gastando la menor cantidad de recursos posibles. Y es que el mundo de hoy se ha vuelto mucho más competitivo y globalizado, por lo que es imprescindible tener una visión clara de hacia dónde quieres llegar cuando hayas formado a ese selecto equipo de trabajo, además de contar con las herramientas necesarias para llegar a esa determinada meta, como son los smartphones, laptops de buena calidad y otros gadgets que harán de tu vida y la de tu equipo más fácil en aquellos momentos en los que todo parezca ir en su contra. El Coworking ha funcionado tan bien como un modelo de trabajo sustentable que incluso ha adquirido la suficiente fama para llegar a ser una moda, razón por la cual muchas personas desean aplicar este concepto en sus espacios de oficina cuando ni siquiera es necesario si se llega a evaluar sus requerimientos o la meta a cumplir.

Montar un buen espacio de oficina orientado al Coworking puede llegar a suponer mucho más que tan solo colocar una mesa, un refrigerador, ciertas luces y un grupo de empleados dispuestos a trabajar hasta tarde. Un espacio que utilice este popular concepto debe contar con ciertos elementos para hacer la estadía más agradable, puesto que debemos tomar en cuenta que estaremos trabajando durante mucho tiempo con aquellos compañeros de equipo, llegando a pasar más tiempo con ellos que con nuestras propias familias, por lo que un espacio laboral orientado al Coworking debe ser lo más agradable y cómodo posible.

Cuando un buen ordenador y Smartphone no son suficientes

No es suficiente tener la mejor tecnología sobre la mesa, ya que aun asi, es responsabilidad del o los líderes del proyecto procurar porque el equipo de trabajo que estará desempeñando funciones en un determinado espacio orientado al Coworking cuente con un ambiente cómodo para el trabajo mediante la colocación de los muebles, la decoración y una correcta distribución del espacio para que el trabajo diario pueda hacerse de un modo más rápido y con el mejor estado mental posible. Los aspectos a tener en cuenta para conseguir crear un buen espacio de oficina orientado al Coworking y que este sea totalmente funcional para los empleados son:

  • Zona de casilleros, tablón de anuncios y comunicación entre miembros del espacio compartido.
  • Sala de espera común (las visitas de unos no deben interferir en el ritmo de trabajo de otros).
  • Zona de trabajo.
  • Salas de reuniones, videoconferencias o formación.
  • Sala polivalente y/o de esparcimiento (descanso, conversaciones telefónicas, reuniones informales…).

Un área para recibir visitas o una correcta distribución de casilleros pueden parecer simplezas, pero lo cierto es que brindan una gran comodidad a los empleados y les ayuda a cumplir sus metas diarias en un estado más relajado.

Siguiendo con el tema de la comodidad, debemos optar por sillas y mesas que sean funcionales, ergonómicas y que hagan rejuego con el resto del ambiente que se va a decorar. Estas deben mantener una buena relación calidad-precio, puesto que estamos hablando de una pequeña empresa o startup en vías de crecimiento. En algunos casos los espacios de oficina basados en Coworking van creciendo hasta instalarse en una locación más grande y que por ende agrupara a un mayor número de empleados. En este punto el ruido comenzara a ser un verdadero problema, por lo que es más que recomendable la instalación de mamparas y otros elementos que aíslen el ruido de tal modo que este no se escape a otras instancias del ambiente laboral.

Aun colocando ciertas divisiones entre los diferentes espacios de la oficina, debemos mantener siempre la accesibilidad por la que se caracteriza el Coworking.

La ambientación y colores como puntos clave

Dos puntos clave de suma importancia en espacios de oficina orientados al Coworking son la ambientación y los colores. Los colores a utilizar deben ser preferiblemente colores que reflejen energía y felicidad como son:

  • Azul
  • Rojo
  • Naranja
  • Amarillo
  • Purpura
  • Violeta
  • Verde claro
  • Blanco

Estos son colores muy ligados a la psicología, por lo que su correcta implementación dará excelentes resultados dependiendo el área en donde los vayamos a utilizar. Por otro lado, tenemos el tema de la iluminación, aspecto que también es vital para el buen desempeño de los empleados, puesto que como hemos mencionado anteriormente, una mala iluminación no solo provoca un mal estado de ánimo, sino que también puede ocasionar molestias visuales y otros problemas de salud a largo plazo.

En definitiva, una combinación de colores agradables, sillas y sofás lo suficientemente cómodos, espacios para descanso u objetos personales y sobre todo una muy buena iluminación, hacen de un espacio de oficina orientado al Coworking un lugar de ensueño en donde los empleados estarán más que dispuestos a depositar su talento y visión creativa.