Como saber cuándo el Coworking es para ti: ventajas y desventajas

El Coworking ha sido toda una revolución en el ámbito laboral alrededor del mundo, siendo cada vez más los países de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica en general los que están aprovechando las increíbles ventajas que ofrece este concepto tan interesante, el cual combina un grupo de personas que comparten información y trabajan juntos un único espacio de oficina, facilitando así la comunicación y la rápida organización para hacer tantos ajustes sean necesarios en un determinado proyecto.

Según Wikipedia, el Coworking es básicamente:

Una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores y pymes de diferentes sectores compartir un mismo espacio de trabajo, tanto físico como virtual, para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos. El neologismo cotrabajo es la traducción en español al termino coworking, pero el término coworking es más aceptado que el término cotrabajo.

Un espacio de oficina basado en Coworking o Cotrabajo tiene como principales ventajas el bajo costo que supone la instalación de sus diferentes apartados (agua, luz, electricidad, Internet), puesto que en la mayoría de casos dicha oficina no tiene que ser tan grande, sobre todo cuando se está iniciando con una startup o compañía muy pequeña con apenas unos cuantos empleados. La situación se simplifica aún más en casos en los que la mayoría o todos los empleados trabajan desde sus respectivas casas, haciendo que los gastos operativos sean muchísimo menores. Aunque el Coworking es y seguirá siendo ampliamente popular ahora y en el futuro debido a las tremendas ventajas que ofrece a las pequeñas empresas o grupos de trabajo, existen ciertas excepciones, ya que no todos los proyectos o servicios que se planean brindar estarán siempre acorde con modo de trabajo tan grupal o tan transparente.

Si lo que deseas para tu pequeña startup es flexibilidad y un ahorro significativo en los costos operativos y amas el estar rodeado de otros profesionales bajo un mismo espacio de oficina, entonces el Coworking sin lugar a dudas es para ti, pero siempre viene bien saber cuándo es propicio crear o desarrollar un grupo de trabajo usando dicho concepto.

Ventajas del Coworking

  • Flexibilidad de uso: Generalmente quienes gestionan los espacios de Coworking ofrecen a sus clientes diferentes planes de alquiler que se adecuan al tiempo que se necesite completar un proyecto. Esto sin estar sujetos a contratos largos o con trabas al momento de firmar.
  • Espacios personalizables: Los espacios de oficina basados en Coworking facilitan el crear ambientes visuales totalmente únicos y acordes con la filosofía que lleva nuestro proyecto o startup. Tomando como ejemplo un área de presentaciones o bien para recibir a los potenciales clientes usando colores y diseños orientados a nuestra marca.
  • Sin interrupciones: En los espacios de oficina basados en Coworking no existen barreras o cubículos que separen a los empleados, por lo que la exposición de ideas, así como la efectiva comunicación, serán siempre constantes. Esto permite que los proyectos tengan un tiempo de desarrollo muchísimo menor.
  • Mejor relación laboral: Se mejora mucho más la relación entre los empleados debido al trabajo en grupo y la convivencia entre los mismos, sin mencionar que pueden abrirse puertas a otros contratos externos que posteriormente proporcionen beneficios extra a los colaboradores.
  • Contacto familiar: Quienes trabajan en espacio de oficina basado en Coworking gozan de una gran ventaja al momento de establecer un contacto más constante con sus familias, ya que no es necesario pedir permisos a un supervisor inmediato para realizar una llamada o resolver cualquier asunto personal.

Las ventajas del Coworking quedan más que claras una vez analizados cada uno de estos puntos, pero ahora pasemos a aquellos factores que pueden no ser convenientes para tales fines.

Desventajas del Coworking

  • Mucho ruido: Si lo tuyo es trabajar en silencio y el tipo de comunicación que tendrás con tus clientes deberá ser en con un ambiente de fondo tranquilo, entonces puedes desistir de la idea del Coworking.
  • Silencio excesivo: Puede resultar gracioso o contradictorio este segundo punto, pero si el espacio de Coworking en el que estas suele ser bastante callado, será algo incómodo el romper ese silencio con notificaciones de tu Smartphone o realizar alguna llamada.
  • Cuando solo es mejor: Si el tipo de trabajo que hará cada uno de los empleados de una startup requiere que se encuentren en un espacio aislado del resto, o que simplemente trabajen mejor de ese modo, entonces un espacio de Coworking puede no ser la mejor opción.
  • No existe privacidad: Si el tipo de compañía que estas formando depende mucho de la confidencialidad tanto del empleado como de los clientes, el montar un espacio de oficina basado en Coworking no es un paso recomendable a seguir, sobre todo si los empleados estarán trabajando con información sensible en todo momento.

La mejor forma de medir las ventajas que puede proporcionarnos un espacio de oficina orientado al Coworking, es probar a modo espectador como es un día normal en estos ambientes. Por fortuna muchas empresas que alquilan dichos espacios permiten a sus clientes estar presentes en proyectos que se encuentren en pleno desarrollo, lo cual da una noción más clara de los pro y contras que pueden presentarse cuando iniciemos nuestra startup en un futuro.