Por muchos años las lámparas fluorescentes fueron la primera elección de las empresas al momento de montar el alumbrado en una oficina convencional. Estas luces hacen una reducción del consumo energético y una iluminación adecuada, pero tienen un grave problema, ya que en su interior contienen mercurio, un componente altamente toxico para la vida humana y el medio ambiente. Por esta razón desde el año 2013 varios países han iniciado un cambio hacia una tecnología de luces mucho más eficiente en cuanto a iluminación (lumens), que no contiene gases tóxicos y que además es totalmente amigable en términos medio ambientales, hablamos de la luces LED.

Las luces LED cuentan con la ventaja de que pueden emitir más lumens que las antiguas lámparas fluorescentes, son más fáciles de manipular para fines de una iluminación correcta y además permiten un menor consumo energético, algo vital para la rentabilidad de una empresa hoy día. Aunque de por si las luces LED son significativamente mejores en todos los apartados en comparación a las luces de bajo consumo de toda la vida, se deben tomar en cuenta varios factores a la hora de instalarlas, como pueden ser los metros cuadrados de la oficina, su altura, la cantidad de empleados que estarán allí dentro, la posición de los ordenadores, el tipo de trabajos que se van a realizar, etc. Dentro del renglón de sistemas de luces LED que se suelen montar en una oficina convencional generalmente el más popular sin duda es el conjunto de paneles LED, gracias a su eficiencia cuando se desea iluminar un ambiente laboral sin dejar ningún tipo de sombra y a su vez cuidar la salud visual de los empleados, puesto que la principal ventaja de estos paneles, es que emiten una iluminación sin reflejos sobre los objetos, algo que se agradece cuando se trabaja por un tiempo muy prolongado bajo estos.

Es importante tener en cuenta que cuando se hace un correcto uso de las luces LED en una oficina convencional, los empleados que se encuentran en la misma están la mayor parte del tiempo de buen humor y con una mayor disposición en cuanto al desempeño de sus funciones, así como al trato a posibles clientes que deseen solicitar algún tipo de información en concreto. Recordemos que la atención al cliente es uno de los temas recurrentes en las empresas, por lo que el contar con una buena iluminación LED facilita en gran manera esta tarea, aumentando además la productividad.

Las luces LED nos permiten obtener diferentes tipos de iluminación en una oficina convencional, todo dependiendo del fin de ese espacio a iluminar. Algunos tipos de iluminación LED en oficinas son:

  • Iluminación general: la iluminación general en luces LED tiene como objetivo proporcionar una luz uniforme en toda la oficina, teniendo como principal ventaja el que no se deja sombra alguna en las superficies. Esto es importante, ya que los empleados desempeñaran mejor sus funciones y eso se verá reflejado en los resultados de productividad.
  • Iluminación puntual: la iluminación puntual en luces LED a diferencia de la general, tiene como objetivo proyectar un determinado nivel de luz hacia un espacio en específico de acuerdo al tipo de trabajo que allí se hará, por ejemplo: en una oficina orientada al Coworking, no es lo mismo el área en donde se van recopilando los datos al área en donde se planean las rutas o puntos estratégicos en base a mapas. Son dos espacios con tareas a realizar totalmente diferentes y por ende con diferentes niveles de iluminación
  • Iluminación decorativa: la iluminación decorativa cuando de luces LED se trata, consiste únicamente en decorar un determinado espacio en la oficina para fines estéticos. La iluminación decorativa nunca debe interferir con las funciones que se realizan en un ambiente laboral.

Las luces LED son por excelencia la mejor opción cuando se trata de conseguir una perfecta iluminación y la vez reducir los gastos que se presentan en una oficina convencional. Si nos vamos al aspecto de la salud, los beneficios a corto y largo plazo se incrementan, ya que los empleados trabajaran con total comodidad visual y además de esto presentaran menos dolencias relacionadas a la incorrecta instalación de cualquier tipo de lámpara.